Església parroquial de Sant Blai



Se trata de una iglesia de nave única y planta rectangular fechada el siglo XVII. No tiene transepto y la cabecera es de tipo poligonal cortada. La crucería está distribuida en cuatro partes a la nave y, a las capillas laterales, los contrafuertes que separan estas, salen al exterior por la parte más alta y entre ellos se sitúan las ventanas de iluminación -o sea la parte de arriba de las capelles-.

En el lugar donde estaba el cementerio, posteriormente en 1939, se hicieron una capilla y su correspondiente sacristía. En 1936 el presbiterio había sido recortado para ensanchar la vía que venía de Gandesa, destruyéndose así, el retablo mayor y la sacristía que había detrás.

Sólo la fachada que tiene la puerta y el ábside es visible, ya que las otras hacen de medianeras. Junto a la puerta hay una hornacina con una figura de San Blas.

Dentro, tiene un corazón donde había una barandilla y una plataforma para el órgano que probablemente eran originales, aunque hoy están perdidos.

El campanario, espigada atalaya, es cuadrado, construido con sillares tallados y de hiladas regulares. Su portada de acceso es clásica, muy simple, con un arco de medio punto que tiene impostas, guardapolvos y casetones florales en el intradós. En los laterales hay dos columnas toscanas que soportan el entablamento y el frontón triangular partido para colocar una hornacina. Las cubiertas son de tierra, toda de sillares.

El patrón titular de la iglesia parroquial es San Blas, con fiesta el 3 de febrero.


Fotos