Mare de Déu de Gràcia de Vilalba dels Arcs



La iglesia de la Virgen de Gracia es ante la parroquia de San Lorenzo, en una de las zonas más elevadas de la población. El edificio de la Cofradía, actualmente fuera de culto, fue iglesia desde principios del siglo XV, aunque fue construido con una funcionalidad civil, como manifiestan las estructuras productivas descubiertas recientemente. Desde el siglo XVII es sede de la cofradía mariana que le da nombre.

Es un edificio de planta rectangular de una sola nave y orientado al norte. Los muros perimetrales son de mampostería de piedra media cotejada y atada con argamasa de cal. Cubierta con un viguería de madera y teja a doble vertiente, soportado por tres arcos de diafragma construidos con sillares y fundamentados sobre pilares de grandes sillares. El presbiterio se alza sobre una bóveda catalana de ladrillos planos que se apoyan sobre dos arcos rebajados A la altura del tercer arco diafragma un muro transversal delimita una cripta, también transversal, que originalmente se abría al exterior a través de dichos arcos. En medio de la nave, en sentido longitudinal hay dos grandes vasos funerarios del siglo XVII. Al muro este se abren tres ventanas del siglo XV (modificadas y ampliadas posteriormente).

Estilísticamente, el edificio corresponde a los últimos años del siglo XIII o comienzos del XIV. La reforma que transformó totalmente la concepción espacial y funcional del edificio se realizó en el primer cuarto del siglo XV, en el marco de las corrientes goticistas del momento.

La fachada se construyó sobre una base de piedra arenisca, tiene una puerta de caballeros, y la puerta en arco de medio punto presenta gran dovelas, características de las construcciones catalanas de este momento. A ambos lado de la puerta y más altas se abrieron dos pequeñas ventanas trabajadas en piedra, de arco trilobulado y de escasa luz, que iluminaban los pies de la iglesia.


Fotos