Església de Sant Joan Baptista



La iglesia construida durante los siglos XIII-XIV es gótica de una sola nave cubierta de bóveda de crucería, con cabecera poligonal, ventanales ojivales y contrafuertes escalonados que sobresalen al exterior. El ábside y el primer tramo son la parte más antigua, el resto del edificio se finalizó entre los siglos XV y XVI. La nave está dividida en tres tramos desiguales. En el último tramo, a finales del XVI, se construyó un coro elevado sobre una vuelta muy rebajada típica del gótico tardío. La fachada destaca por su simplicidad, con un rectángulo plano y ancho con una puerta sencilla y un rosetón en la parte superior. Enmarcan el paramento dos contrafuertes sesgados, fórmula de clara influencia occitana poco habitual en el país. Coronando el frontispicio hay una espadaña de dos pisos remodelada en el siglo XVII. La restauración de la iglesia se hizo en la década de los años 60 del siglo XX, así como la instalación de los nuevos vitrales que aportan cromatismo y luz natural al conjunto.


Fotos